¿Cómo cocinar las algas?

Segurísimo que has escuchado alguna vez lo buenas que son las algas para el organismo: aportan minerales, son ricas en proteínas y bajísimas en grasas, ayudan a mejorar la digestión y a detoxificar el organismo por su contenido en clorofila y así, un sinfín de ventajas. Es más, seguro que alguna vez las has comido en ensaladas, sopas o recubriendo los rollitos maki en algún restaurante japonés. Pero, a la hora de utilizarlas en el día a día, nos encontramos un poco perdidos: ¿cómo se cocinan? ¿para qué se emplea cada una? ¿tendrán un sabor muy fuerte? Hoy te lo contamos todo sobre una de las algas más sencillas de incorporar a tu día a día: el alga kombu.

  • Si lo que te preocupaba sobre las algas es la posibilidad de que su sabor sea muy intenso y te recuerde al pescado… ¡el alga kombu es perfecta para ti! Este alga no te dará ninguno de estos dos problemas. Su sabor es más bien dulzón y muy particular. Para los japoneses, este alga no es en realidad ni dulce, ni salada, ni ácida, ni amarga. Definen su sabor como “umami”, que significa sabroso, por su capacidad para realzar el sabor de los alimentos con los que se cocina.
  • Introducirla en la alimentación diaria, no puede ser más sencillo. Lo habitual es encontrarla deshidratada, por lo que lo primero que hay que hacer, es aclararla bien para retirar el exceso de sal y ponerlas a remojar unas horas, cambiando el agua al menos una vez. Una vez rehidratadas, lo único que hay que hacer es añadir un trocito a cualquier guiso, caldo, paella o incluso tortilla: tu imaginación, es el límite.
  • Un truco más: si la añades a tus guisos de legumbres, los harás más digestivos, ya que este alga ayuda a ablandar la fibra que recubre las legumbres y que es la parte más indigesta. Además, se cocinarán en menos tiempo.

En Ecocesta puedes encontrar Alga Kombu Bio de origen europeo, cultivada de forma ecológica en la costa atlántica de España y Portugal, sin emplear pesticidas, herbicidas o abonos químicos y, por supuesto, no ha sido genéticamente modificada. ¡Seguro que si la pruebas, repites!

[Total:3    Promedio:4.7/5]

COMPÁRTELO

RELACIONADO

¡Sé feliz con el maíz!

¿Sabías que el maíz es el único cereal que contiene betacarotenos? De ahí su intenso color, ya que los betacarotenos son un tipo de flavonoides de color amarillo o naranja con propiedades antioxidantes, por lo...

¡Sé feliz con el maíz!

3 usos del jengibre

Esta raíz de la familia de las zingiberáceas, que podemos consumir fresca o en polvo y que sirve para aderezar nuestros platos, postres y smoothies, tiene otros usos además de los culinarios. Si eres de...

3 usos del jengibre

Descubre el alga spirulina

La spirulina es un alga unicelular de agua dulce. Su color azul verdoso se debe a su enorme riqueza en clorofila. Es considerada un superalimento por su riqueza nutricional ya que: Es rica en proteínas...

Descubre el alga spirulina