Las Semillas de Lino

Las semillas de lino y el tránsito intestinal

Con la llegada del buen tiempo, las escapadas y las vacaciones, muchas personas sufren alteraciones en su tránsito intestinal al pasar varios días fuera de casa que pueden hacer que esos días de disfrute y descanso se vean perturbados por la hinchazón, sensación de pesadez, gases e irregularidad intestinal.

Estos cambios del ritmo intestinal son provocados por el cambio de nuestra rutina y costumbres alimenticias y pueden ser fácilmente paliados con una correcta ingestión de fibra y siguiendo un horario regular en las comidas.

Uno de los alimentos más útiles para aportar esta fibra son las semillas de lino. Su alto contenido en un tipo de fibra soluble (mucílago), que al contacto con el agua se vuelve viscosa y contribuye a facilitar el tránsito intestinal, lo convierten en un aliado especial en estos casos.

Utilizar las semillas de lino es muy sencillo: basta con poner un par de cucharadas de semillas previamente molidas en un vaso de agua o zumo durante toda la noche. A la mañana siguiente, veremos que el líquido ha adquirido una consistencia gelatinosa. Debemos bebernos ese líquido masticando bien las semillas.

Además, las semillas de lino aportan ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6, minerales como el Hierro, Calcio, Magnesio y Fósforo y Biotina, un aminoácido que contribuye al normal estado de la piel y el cabello.

[Total:1    Promedio:5/5]

COMPÁRTELO

RELACIONADO

La nutrición en el deporte

Para mantener en buen estado la estructura muscular, rendir mejor, reponernos del desgaste del entrenamiento, mantener los huesos sanos y fuertes y prevenir lesiones, llevar una alimentación equilibrada es fundamental. Uno de los nutrientes más...

La nutrición en el deporte