Planes Ecofriendly: ¡Pon a punto tu bici para la primavera!

Planes Ecofriendly: ¡Pon a punto tu bici para la primavera!

Con la bici, como con cualquier material, hay que seguir tres simples reglas [1] conservar, [2] mantener y [3] observar/verificar. Y, si lo que quieres es que tu bici esté lista en primavera, lo primero que debes hacer es conservarla bien.


Pero… ¿cómo conservar bien la bici? Estas pautas seguro que te ayudarán:

  • Lo primero y principal es guardar la bici al resguardo de los rigores del invierno. A ser posible, no almacenarla en la terraza ni en zonas a la intemperie. Preferiblemente, meterla en casa. Si ello no es posible, es imprescindible cubrirla con un plástico o lona.
  • Muy importante: dejad los cambios de la bici en la posición de menos tensión. Esto significa bajar tanto el plato como los piñones a los más pequeños. De este modo, tanto los muelles del desviador delantero como del trasero estarán en posición de reposo. Así los muelles que controlan los cambios delanteros y traseros no se elongan gratuitamente y durarán mucho más haciendo bien su función.
  • Presión de ruedas. Una opción es sacar el aire de las ruedas. Otra es mantenerlas con presión. Si vais a dejar la bici sobre el suelo, mi consejo es que las mantengáis con presión: así no se deforman. Si, por el contrario, vais a dejar la bici colgada de un soporte, podéis vaciarlas. Pero mucho cuidado: si la bici se guarda en el exterior, los neumáticos tienden a degradarse/agrietarse, y ello degenera en peligro de reventón posterior.
  • Tampoco está de más pegarle un buen lavado para limpiarla de barro y suciedad. Muchos barros contienen sales que tienden a corroer sus componentes. Pero, ojo: hay que evitar arrojar flujos de agua directos sobre los ejes de rueda, dirección y pedalier. Ello puede desalojar la grasa que se aloja allí.

Planes Ecofriendly: ¡Pon a punto tu bici para la primavera!

Y… ¿cómo mantenerla?

Quizá el intervalo entre el invierno y la primavera, especialmente cualquiera de esos días de tiempo horroroso donde llueve o nieva, es el momento para verificar que nuestra bici está en condiciones y, si corresponde, efectuar su mantenimiento. Por ejemplo:

  • Si el cambio iba «duro», es tiempo de reemplazar cables y/o fundas.
  • Si los frenos iban mal, es tiempo de cambiar las zapatas o pastillas.
  • La cadena (esa gran olvidada): quizá sea el momento de engrasarla o reemplazarla.
  • O quizá ya sea tiempo ya de engrasar los bujes… Y un largo etc.

Con esto indicamos que esto es simplemente un mantenimiento básico, pero si te ves perdido/a, lo mejor es acudir a un profesional para que se asesore.

Planes Ecofriendly: ¡Pon a punto tu bici para la primavera!

Y… ¿en qué consiste la observación/comprobación? No te preocupes, aquí te lo aclaramos:

Cuando llegue la primavera, es el momento de probar que nuestra bici anda en condiciones.

Antes de lanzarnos a aventuras mayores, realizar un corto paseo y verificar:

  • Que las ruedas mantienen la presión y no la pierden.
  • Que las ruedas ruedan bien y no hay irregularidades en ellas.
  • Que frene bien, con suavidad.
  • Que los desviadores de cambio delanteros y traseros funcionan correctamente.
  • Que no hay ruidos extraños que antes no sonaban.

Si todo esto está en orden: a disfrutar de tus aventuras en bici y a pasarlo genial con tus familiares y amigos.

Autor: Francisco Parra Moyano

[Total:1    Promedio:5/5]

COMPÁRTELO

RELACIONADO

4 Trucos para hacer ensaladas nutritivas, ligeras… ¡y apetecibles!

Llega el verano y llenamos nuestras comidas y cenas con ricas ensaladas. Pero… ¿realmente son ligeras? Parece que, para que lo sean, debemos prescindir de las cosas más ricas que solemos ponerles: picatostes, chips de...

4 Trucos para hacer ensaladas nutritivas, ligeras… ¡y apetecibles!

¡Sé feliz con el maíz!

¿Sabías que el maíz es el único cereal que contiene betacarotenos? De ahí su intenso color, ya que los betacarotenos son un tipo de flavonoides de color amarillo o naranja con propiedades antioxidantes, por lo...

¡Sé feliz con el maíz!