Search
Generic filters
play-icon
zero waste

Compártelo en

Súmate al movimiento zero waste y evita el desperdicio de alimentos

¿Sabías que el 17% de los alimentos que se generan en el planeta acaban desperdiciados?  

Según el índice de desperdicio de alimentos 2021, 931 millones de toneladas de productos alimenticios acabaron en la basura en todo el mundo durante el año 2019. 

Ante esta realidad nace ‘Zero Waste’, un movimiento que promueve el consumo responsable, y la reutilización y reaprovechamiento de productos y alimentos para luchar contra el desperdicio alimentario y cuidar del medio ambiente.  

zero waste

Movimiento zero waste en la cocina 

Todo empieza por la decisiones que tomamos a la hora de hacer la compra y consumir. Y es que, muchas veces descartamos alimentos sólo por su apariencia (lo que no significa que no puedan consumirse o que hayan perdido sus propiedades nutricionales); provocando un desperdicio tanto del alimento como de los recursos que se han invertido para hacerlo llegar hasta nosotros (transporte, almacenaje, envasado,…) . Pero, ¿y si con unos sencillos tips pudiésemos evitarlo?  

Toma nota de los siguientes consejos para llevar un estilo de vida más sostenible y reducir el desperdicio alimentario como promueve “zero waste”: 

 

1.Planificación de la compra 

Como comentábamos, tirar un plátano que consideramos “se ha pasado” no es solo tirar un plátano; es tirar el agua con el que ha sido regado, la gasolina del camión que lo ha transportado, entre otros recursos que intervienen en la vida del producto hasta que llega a nuestro hogar. 

Planificando la lista de la compra en función de nuestros menús semanales evitaremos desechar alimentos que no consumamos. Ayudándonos a organizarnos mejor, planificar y no gastar más recursos ni dinero. 

 

 2. Cocina de aprovechamiento

 Vale, ya tenemos el plátano más maduro de la cuenta o estamos a punto de tirar parte de las verduras que vamos a utilizar para cocinar ¿y ahora qué? ¡Cocina de aprovechamiento! 

En el caso, tanto de las frutas como de las verduras, podemos aprovechar todas las partes que habitualmente desechamos: desde el tallo del brócoli a las hojas de la remolacha, para incluirlas en la receta que estamos cocinando o guardarlas para otras preparaciones.  

Alerta spoiler: al final del post compartimos una deliciosa receta de aprovechamiento. 

 

3. Consume productos ecológicos

Consumir productos ecológicos, así como fruta y verdura orgánica, es un gran hábito para luchar contra el desperdicio de alimentos; evitando la generación de residuos y los desperdicios innecesarios. Eligiendo este tipo de alimentos evitamos añadir a nuestra alimentación aditivos y conservantes, así como otros productos químicos.  

Además de ayudar al medio ambiente, ya que el proceso de comercialización y su distribución serán menores y dejarán menos huella en el planeta.  

 

4. Fecha de consumo preferente

 El etiquetado de fechas de consumo preferente es responsable de hasta el 10% de todo el desperdicio de alimentos en la UE. Por ello, es importante distinguir entre fecha de consumo preferente y fecha de caducidad; la primera únicamente es un indicador de calidad organoléptica, a diferencia de la fecha de caducidad que es un indicador de seguridad alimentaria. 

En este sentido, Too Good To Go nos da un consejo muy importante «mira, huele, prueba”. 

Usando nuestros sentidos vista, olfato y gusto, podemos evaluar los alimentos pasada la fecha de consumo preferente y evitar desperdiciarlos si siguen en buen estado. 

 

Y por último, pero no menos importante, sigue la regla de las 3R para la gestión de tus residuos: Reduce, Reutiliza y Recicla:  

Descarta utilizar envases de un solo uso y reduce la cantidad de plástico que consumes, opta por artículos reciclados o de segunda mano y, por último, recicla los residuos que generes en casa depositándolos en el contenedor correspondiente o anímate con el compost casero, tus plantas también te lo agradecerán 😉 

 

Receta anti desperdicio junto a Too Good To Go: horchata con cáscaras de cítricos 

Una bebida muy refrescante que se convertirá en tu aliada favorita para combatir el calor, y que además, ¡es una receta #wastewarrior! .  

Coge esos limones y naranjas que estabas a punto de tirar y dales el uso que se merecen con esta receta veraniega:  

zero waste

Ingredientes: 

  • La piel de un limón y una naranja (o del cítrico que tengas en la nevera) 
  • Dos ramas de canela 
  • Una cucharadita de pasta de dátil (o cualquier endulzante, a tu elección: sirope de ágave, miel, panela, etc.) 
  • 500 ml de La bebida vegetal que no sabe a bebida vegetal 

 

Pasos: 

  1. Retira las pieles de los cítricos intentando no coger la parte blanca, ya que puede amargar la “horchata”. 

  2. En una cazuela, añade las pieles de limón y de naranja, las dos ramas de canela, la cucharadita de endulzante al gusto y los 500ml de La bebida vegetal que no sabe a bebida vegetal.

  3. Calienta todos los ingredientes a fuego medio alto, hasta que la mezcla empiece a hervir.

  4. Cuando haya empezado a hervir apártalo del fuego y tápalo para que infusione y todos los aromas se queden en la mezcla. 

  5. Deja que enfríe a temperatura ambiente y, una vez esté frío, mételo en la nevera tal cual hasta el día siguiente (para que también infusione en frío y tenga el doble de sabor). 

  6. Al día siguiente, cuela la mezcla, y ya estará lista para consumir.  

 

 Recomendamos tomarla bien fría, dura en la nevera unos 5 días.  

 ¡Qué la disfrutes! 

¡Suscríbete a
Nuestra
Newsletter!