Macarrones con Berenjenas Glaseadas

Macarrones con berenjenas glaseadas

  

Estos Macarrones de Trigo Espelta Integral Bio de Ecocesta son mis favoritos y me encanta prepararlos de mil y una maneras. Durante los meses de más frío suelo combinarlos con alguna verdura u hortaliza asada al horno y, en esta ocasión, os propongo que probéis a cocinar las berenjenas con un glaseado de miso. Están riquísimas y seguro que el toque del miso os conquista. Pero, ¿qué es el miso? Pues es una pasta de soja fermentada, sola o con cereales como el arroz o la cebada. Su sabor es como el de la salsa de soja pero más intenso, aunque depende de la variedad que elijamos: el miso blanco, por ejemplo, tiene un sabor mucho más suave que las demás variedades. Es fácil encontrar miso en cualquier herbolario.

Para rematar servimos este plato con un “parmesano” fácil a base de picos de espelta que además os dará mucho juego para añadir a ensaladas y otras recetas como cremas o sopas; aunque también podéis utilizar vuestro queso veggie favorito ya que hoy en día existen muchas opciones de quesos veganos aptos para fundir, rallar o cocinar.

Ingredientes:

  • 150 g de Macarrones de Trigo Espelta Integral Bio de Ecocesta
  • 3 berenjenas
  • 4 tomates de pera maduros
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Para el glaseado de miso:
    • 3 cucharadas de miso blanco
    • 3 cucharadas de Tamari Bio (salsa de soja) de Ecocesta
    • 1 ½ cucharaditas de azúcar de caña o de azúcar de coco
  • Para el parmesano fácil:

 

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 ºC y forramos una bandeja con papel de horno.

Lavamos bien las berenjenas y las cortamos en trozos medianos, las colocamos sobre la bandeja, pintamos con un poquito de aceite de oliva y salpimentamos. Asamos las berenjenas al horno hasta que queden bastante tiernas y, una vez hechas, reservamos.

Mientras las berenjenas se hornean cocemos la pasta en abundante agua con sal durante el tiempo indicado en el envase y escurrimos.

Para hacer el parmesano veggie tenemos que tostar ligeramente los picos de espelta en una sartén mediana engrasada ligeramente con aceite de oliva. Dejamos enfriar y a continuación colocamos todos los ingredientes necesarios dentro de nuestra picadora o robot de cocina y trituramos hasta obtener una especie de harina gruesa; si lo deseamos podemos añadir un poco más de ajo o cayena. Guardamos el parmesano en un envase bien cerrado y reservamos.

En un cuenco pequeño mezclamos con un tenedor todos los ingredientes del glaseado de miso hasta obtener una mezcla homogénea. Pintamos las berenjenas con esta salsa hasta cubrirlas muy bien y las calentamos al horno con la función grill para que queden glaseadas.

Lavamos los tomates, los picamos en trozos medianos y los salteamos en una sartén grande con un poquito de aceite de oliva hasta que nos queden tiernos y suelten su jugo.

En la misma sartén añadimos los macarrones y las berenjenas glaseadas, mezclamos bien y calentamos.

Como toque final espolvoreamos el parmesano por encima y servimos.

Autora de la receta: Cinnamon Girl | Blogger de cocina | @cinnamongirlbcn en Facebook | @cinnamongirlbcn en Instagram | @cinnamongirlbcn en Twitter | Blog: http://www.cinnamongirldelights.blogspot.com.es/

[Total:3    Promedio:5/5]

COMPÁRTELO

RELACIONADO

play

Crema de avellanas y cacao… ¡sin azúcar!

Ingredientes: 100 ml de Bebida Vegetal de Avena con Calcio Bio de Ecocesta 150 g de avellanas tostadas 1 cucharada colmada de cacao puro Las semillas de una vaina de vainilla 5 o 6 dátiles sin hueso

Crema de avellanas y cacao… ¡sin azúcar!

Ideas para desayuno con tortitas de arroz y cereales

Con la amplia gama de tortitas que nos ofrece Ecocesta podemos crear un sinfín de combinaciones para nuestros desayunos, almuerzos o para picar entre horas. Solo hay que echarle un poquito de imaginación

Ideas para desayuno con tortitas de arroz y cereales

Mermelada rápida con semillas de chía

Seguro que a todos nos gustaría desayunar una riquísima mermelada casera y que, además, no contuviera un exceso de azúcar. Pero claro, parte de la textura de las mermeladas se consigue precisamente igualando el peso de fruta, en azúcar

Mermelada rápida con semillas de chía