Tortitas divertidas para niños

tiempo, dificultad y personas de las tortitas para niños

Una manera diferente de animar a los más pequeños de la casa a que coman y descubran nuevos y nutritivos alimentos es preparando estas divertidas tortitas de arroz y lentejas. Tan bonitas como deliciosas estas tortitas son totalmente veganas, pueden ser una pequeña recompensa a la hora de la merienda o un bonito desayuno sorpresa para el fin de semana.

Ingredientes:

Versión cerdito:

Versión osito:

Versión oso panda:

Versión gato:

Elaboración:

Para la tortita de cerdito:

Untamos el aguacate chafado sobre la tortita, colocamos dos lonchas de mortadela vegana encima, cortamos las orejas y pezuñitas con un cuchillo bien afilado. Para los ojos simplemente tenemos que cortar dos círculos pequeños de aceituna negra con la ayuda de una pajita para beber. Finalmente hacemos la nariz cortando dos círculos pequeños con la ayuda de una boquilla de manga pastelera o un cortador pequeño de galletas y rematamos con dos tiras muy pequeñas de alga nori.

Para la tortita de oso:

Untamos una cantidad generosa de crema de almendras sobre la tortita de arroz y cortamos 5 rodajas de plátano, la que coloquemos en el centro de la tortita tiene que ser la más grande. Cubrimos dos de ellas con canela molida y las colocamos a modo de orejas, ponemos encima las otras dos rodajas más pequeñas. Finalmente hacemos los ojos y la nariz con chips de chocolate negro.

Para la tortita de oso panda:

Cortamos cuatro rodajas de plátano para hacer las orejas y los ojos siendo dos de ellas un poco más grandes (las orejas).

Cubrimos todas las rodajas de plátano con chocolate fundido y dejamos que se endurezcan rápidamente en el frigorífico.

Untamos una cantidad generosa de tahini sobre la tortita y colocamos las orejas y los ojos. Finalmente para hacer la nariz y la boca simplemente tenemos que colocar un chip de chocolate negro y pintar con el chocolate fundido que nos haya sobrado.

Para la tortita de gato:

Untamos la cantidad deseada de hummus sobre la tortita (recomiendo que sea un hummus de sabor suave ya que es una receta infantil) y colocamos encima dos lochas de mortadela vegana.

Para las orejas cortamos dos triángulos de queso vegano en lonchas y otros dos triángulos más pequeños de Lonchi-Vegan. Cortamos una pieza de “queso” con la forma que se ve en las fotos y unas tiras finas para hacer los bigotes. Para los ojos y la nariz simplemente tenemos que repetir el mismo proceso que el cerdito: cortar tres círculos muy pequeños de aceituna negra con la ayuda de una pajita para beber. Con las sobras de la lámina de alga nori que habíamos usado para la nariz del cerdito podemos hacer la boca del gato: humedecemos ligeramente una pieza pequeña de la lámina y la retorcemos para que nos quede como un hilo que cortaremos por la mitad. Le damos la forma y finalmente la colocamos.

Autora de la receta: Gemma@cinnamongirlbcn en Instagram

[Total:4    Promedio:5/5]

COMPÁRTELO

RELACIONADO

Tortitas de quinoa real

La Quinoa Real no es realmente un cereal, pero suele contarse entre ellos porque su perfil nutricional es similar al de éstos, con la diferencia de que aporta más proteínas que el resto de cereales

Tortitas de quinoa real